Sabemos que te gusta tener una piel hermosa y saludable y que no todo lo podemos encontrar en Internet; por está razón, la preparación de mascarillas caseras para la cara, se convierte en una gran opción al momento de tratar la piel de nuestro rostro de una forma saludable, mediante ingredientes más frescos y naturales como el aguacate, la miel, la avena, el barro, el tomate, el huevo y una gran cantidad de preparaciones caseras muy efectivas que son además una opción económica y asequible para todas las personas. 

Usar mascarillas caseras para el rostro se ha convertido hoy en día en un estilo de vida adoptado por muchas personas alrededor del mundo; lo cierto, es que el mercado te ofrece una variedad de productos al alcance de tus manos para que cada vez cuides más de ti, en este caso para que encuentres esas mascarillas para la cara que siempre has estado buscando.

Las mascarillas para la cara, se catalogan como productos cosméticos que apunta a una necesidad puntual de tu piel; lo importante, es que conozcas plenamente lo que necesitas para mantener tu cara con un excelente aspecto y sobretodo muy saludable.

Estos productos se usan para complementar una rutina de cuidado facial que normalmente se realiza a diario; es muy importante conocer para qué tipo de piel deseas usar una mascarilla en especial y sobre todo con qué fin ya que hay mascarillas de uso diario como tambien otras que solo debes usar determinados días de la semana.

Usar una mascarilla para la cara será la mejor opción para que cuides tu piel; si bien, desde el primer momento en que las usas, notarás cambios significativos en tu piel y resultados que desearás obtener continuamente.

Las mejores mascarillas para la cara según sus ingredientes

Nuestro rostro es una de las zonas del cuerpo más sensibles y que requiere mayor atención; por lo que aplicarte una mascarilla para la cara es súper recomendable, podrás mantener la piel limpia, más hidratada, estimulada y totalmente renovada, seguramente te sentirás con mucha vida. Por ejemplo, si buscan sentirte renovada te recomendamos que uses mascarilla casera de huevo y mil por sus maravillosas propiedades de reconstruir las células de la piel; si lo que buscas, es controlar esos brillos en nuestra piel grasa, no dudes en usar la una mascarilla de avena y porque no, combinarla con un poco de limón.

En el mercado encuentras muchos tipos de mascarillas para la cara y todas pueden cumplir funciones muy diferentes; a continuación, te contamos para qué puede servir cada una de ellas.

En nuestro sitio web podrás encontrar una variedad de guías para que prepares las mejores mascarillas caseras para la cara, lo mejor de todo es que en este portal accederás a tus marcas favoritas para que escojas la mascarilla que consideres más efectiva para tu tipo de piel

Mascarillas caseras para la cara fáciles de preparar

Existen muchas opciones diferentes para preparar mascarillas caseras para la cara y lo mejor de todo, que son muy fáciles de preparar; sin embargo, todo depende del resultado que desees. Por ejemplo, el tomate cuenta con excelentes propiedades para hidratar y exfoliar, ayuda a eliminar los molestos granos del acné; por su parte, el limón además de ser exfoliante permite eliminar manchas en la piel si se mezcla adecuadamente con miel o si deseas combatir el acné, no dudes en una mascarilla de sábila con limón o una mascarilla de café con leche.

Mascarillas para la cara según tu tipo de piel

Existen mascarillas para absolutamente todo; hidratar, aclarar, rejuvenecer, controlar el acné, aclarar las manchas de la cara ocasionadas ya sea por los rayos UV o por el embarazo, también las hay para controlar la grasa de la piel usando mascarillas para la cara grasosa, retirar impurezas y mucho más.

Las mascarillas del tipo exfoliante o para tratar el acné, son perfectas para el cuidado de la piel, permiten retirar celular muertas y retirar suciedad que vamos acumulando, podrás para lucir una piel sana y joven; sin embargo, no ten cuidado de abusar de ellas. Las mascarillas de tipo hidratante y estimulantes, son imprescindibles para piel seca y nos ayudan a recuperar la vitalidad de nuestra piel, notaras la mejora en poco tiempo. Las mascarillas renovadoras, nos permitirán regenerar células en nuestra piel, suavizar arrugas y lucir un rostro terso y mucho mejor, sin ojeras. Recuerda que no es necesario gastar mucho dinero en tratamientos, normalmente con productos que tenemos en nuestra casa podemos hacer mascarillas ideales para la cara.

Tipos de mascarillas para la cara según la forma de aplicación

Existe una amplia variedad de mascarillas para la cara y un universo entre los diferentes beneficios que traen a nuestra piel. Para escoger un tipo de mascarilla especifico, es importante tener en cuenta el efecto que buscamos obtener y conocer qué tipo de piel tenemos.

Podemos encontrar mascarillas con diversos tipos de aplicación que invitan a relajarse y a tomarnos unos minutos para nuestro rostro; también descubriremos que tienen características especiales como: deliciosos aromas, burbujeantes, texturas gelatinosas, refrescantes. ¿Cómo resistirse?

8 Concejos prácticos para aplicar una mascarilla casera

Recomendaciones sobre mascarillas caseras

Sabemos que te gusta tener una piel hermosa y saludable y que no todo lo podemos encontrar en Internet; por está razón, la preparación de mascarillas caseras naturales para la cara, se convierte en una gran opción al momento de tratar la piel de nuestro rostro de una forma saludable, mediante ingredientes más frescos y naturales como el aguacate, la miel, la avena, el barro, el tomate, el huevo y una gran cantidad de preparaciones caseras muy efectivas que son además una opción económica y asequible para todas las personas. 

En nuestro stock de productos podrás encontrar una variedad de guías para que prepares las mejores mascarillas caseras para la cara, lo mejor de todo es que en este portal accederás a tus marcas favoritas para que escojas la mascarilla que consideres más efectiva para tu tipo de piel.

No solo aprenderás a realizar excelentes mascarillas caseras para la cara, también podrás encontrar los utensilios y aplicadores adecuados para que prepares, almacenes y apliques tu mascarilla casera cada que lo desees.

1. Limpia tu cara

Limpia tu cara antes de aplicar una mascarilla

Antes de usar la mascarilla de tu preferencia, es importante y necesario que tengas la cara completamente limpia; esto permitirá que los ingredientes penetren más fácilmente en tu piel y así logres el efecto deseado.

Para limpiar la cara es recomendable que lo hagas con agua tibia para abrir los poros y con el limpiador que usas regular mente.

2. Identifica tu tipo de piel

Identifica tu tipo de piel

Al identificar tu tipo del piel, podrás elegir los mejores ingredientes para tus exfoliación y mascarilla.

Hay personas con pieles muy delicadas y si no se conocen pueden aplicar mascarillas que terminen por irritarlas ó con resultados inesperados.

Estos son los tipos de piel, si no estás muy segura de cual es el tuyo te recomendamos que vayas donde un profesional en dermatología que te asesore.

  • Normal: esta es una piel que tiene un aspecto regular y con pocas imperfecciones, con un aspecto limpio y suave, el tono es uniforme, los poros son pequeños y no se les ve brillosidad.
  • Grasa: la piel grasa tiene un aspecto brillante, tiene un poro un poco más grande y eventualmente le aparecen granitos y puntos negros.
  • Seca: este tipo de piel se caracteriza por la falta de humedad lo que da aspecto de falta de elasticidad, es un poco áspera, le salen manchas con facilidad y se ve muy afectada por los cambios climáticos.
  • Mixta: es un tipo de piel que está entre normal y grasa. Usualmente la parte grasa está en la llama T (frente, nariz, y barbilla), mientras que el resto de la piel del rostro tiende a ser de normal a seca.

3. Exfolia tu cara

Exfolia tu cara con una mascarilla casera

Es recomendable que exfolies previamente tu piel, de esta forma eliminarás las impurezas y las células muertas, ayudando a que el efecto de la mascarilla sea el deseado.

Si no cuentas con un exfoliante en casa puedes preparar uno natural de acuerdo a tu tipo de piel con elementos como el bicarbonato, la miel y el zumo de limón.

4. Identifica la finalidad de la mascarilla

Identifica la finalidad de la mascarilla

También es vital que sepas diferenciar los tipos de mascarilla caseras ya que no todas son de uso diario; algunas son hidratantes, otras astringentes y otras exfoliantes y no deben aplicarse a diario para evitar irritaciones o exceso de grasa. Además, no todas las mascarillas responden a una misma necesidad, por esta razón debes hacer una adecuada elección de los ingredientes a usar.

Para que no vayas a ocasionar un daño en la dermis; aplica una mínima cantidad de la mascarilla en alguna parte de tu rostro, espera que actúe y así comprobarás que esta no causará alguna reacción negativa.

Igualmente es recomendable que prepares tu mascarilla casera el día que deseas usarla, pues los ingredientes estarán más frescos y tu piel absorberá más los nutrientes. 

5. Evita aplicar la mascarilla en algunas zonas

Evita aplicar la mascarilla en algunas zonas del rostro

Los párpados son zonas donde no deberás aplicar la mascarilla ya que estos son mucho más delicados, te recomendamos que los cubras con un algodón húmedo ó aproveches esta oportunidad para ponerles una rodaja de pepino ó papa y así tendrás una mirada más descansada e hidratada. Igualmente tampoco se deben aplicar mascarillas en los labios.

6. Sé constante con su aplicación

Aplicación de mascarillas en la cara

Si lo que deseas es obtener resultados inmediatos y visibles, entonces debes comprometerte con la aplicación constante de la mascarilla siempre y cuando sean de uso diario; de lo contrario, solo cada que se te indique.

7. La mejor hora para aplicarla

La mejor hora para aplicar una mascarilla

Ten en cuenta que el mejor momento para aplicar la mascarilla para la cara es en las noches, pues la piel se prepara para el descanso y recibirá mejor todas las propiedades que le aporta la mascarilla. Cuando duermes, tu piel trabaja regenerando las células, y al usar una mascarilla ayudas a tu piel en este proceso.

8. Relájate y espera

Tómate el tiempo para que los ingredientes y su propiedades hagan efectos en tu piel, entre 15 y 30 minutos, evita realizar trabajos durante este tiempo, dedícate unos momentos para disfrutar y relajarte. Cierra los ojos y respira, de esta manera lo nutrientes penetrarán con mayor eficacia en tu piel y verás mejores resultados.

Deja atrás las excusas y no esperes más para lucir un rostro cuidado y limpio. Accede a tus marcas favoritas, escoge las mascarillas para la cara que más se adapten a tus necesidades. Cuida tu rostro, relaja tu cuerpo y mente.

También te invitamos que conozcas nuestra tienda online de productos para el cuidado de la piel.